TOP VOTE | Market and economics Color Vector I | Comédie musicale

Arte Precolombino

August 3, 2018 | Author: Juan Enrique Meneses Peralta | Category: Mesoamerica, Culture (General)
Share Embed Donate


Short Description

Download Arte Precolombino...

Description

INTRODUCCIÓN  El arte arte prec recolom olombi bino no es la maner anera a como omo se desig esigna na al conju onjunt nto o de realiz realizaci acione oness artíst artística icass e intelec intelectua tuales les como como escul escultur tura, a, arquit arquitect ectura ura,, arte arte rupestre, cerámica, textil, metalistería y pintura realizadas en el continente americano durante el periodo precolombino en América. Este es el elemento principal que permite el conocimiento y reconocimiento de las civilizaciones prec precol olom ombi bina nas, s, la prue prueba ba de su nive nivell de desa desarr rrol ollo lo y la capa capaci cida dad d de transformación de su medio ambiente. El término "precolombino" deriva de pre colombia antes de Colón", pero tiene que ver en particular con las culturas que dominaban el territorio de las que serían las colonias españolas en América, es decir, desde México hasta el Cono Sur con la exclusión de Brasil. Las cultur culturas as precol precolomb ombina inass durant durante e el period periodo o format formativo ivo se desarr desarroll ollaro aron n pref prefer erib ible leme ment nte e aisl aislad adas as unas unas de otra otras, s, pero pero dura durant nte e el peri period odo o clás clásic ico o comienzan una dinámica de interacción e influencia recíproca, incluso entre las dos dos prin princi cipa pale less área áreass de civi civiliz lizac acion iones es:: Meso Mesoam amér éric ica a y los los Ande Andes. s. Las Las coincidencias en la representación de ciertos mitos, vocablos similares y ciertas costumbres, hacen entender que especialmente después del periodo clásico los contactos entre las diferentes civilizaciones no fueron esporádicos

1

DEDICATORIA El traba trabajo jo de inve invest stig igac ació ión n mono monogr gráf áfic ico o lo dedico ico a Dios por darme unos padres maravillosos; a quienes les debo todo lo que tengo en esta vida.

2

 ARTE PRECOLOMBINO 

Cerámica escultórica con motivos eróticos de la Cultura Moche. Museo Larco Herrera (Lima-Perú). El arte arte prec recolom olombi bino no es la maner anera a como omo se desig esigna na al conju onjunt nto o de realiz realizaci acione oness artíst artística icass e intelec intelectua tuales les como como escul escultur tura, a, arquit arquitect ectura ura,, arte arte rupestre, cerámica, textil, metalistería y pintura realizadas en el continente americano durante el periodo precolombino en América. Este es el elemento principal que permite el conocimiento y reconocimiento de las civilizaciones prec precol olom ombi bina nas, s, la prue prueba ba de su nive nivell de desa desarr rrol ollo lo y la capa capaci cida dad d de transformación de su medio ambiente. Para literatura y poesía consultar poesía precolombina. Relieve en el museo de sitio de Palenque

3

La importancia del arte precolombino es indiscutible como patrimonio de la huma humani nida dad d y crea creaci ción ón del del tale talent nto o huma humano no.. Del Del mism mismo o dice dice José José Manu Manuel el Guardia Villar que dichos logros artísticos e intelectuales rivalizan con aquellos de civilizaciones antiguas como las surgidas en China, India, Mesopotamia y las de los pueblos del Mediterráneo: Estos logros resultan aún más sorprendentes si tenemos en cuenta que la mayoría de las técnicas de las civilizaciones del hemisferio oriental no eran cono conoci cid das en el Nuev Nuevo o Mund Mundo o. La rued rueda, a, por ejem ejempl plo, o, se usa usaba en Mesoamérica solamente en los juguetes y nunca llegó a aplicarse a la alfarería (como torno), a la construcción de carretas o como sistema de arrastre. El uso de herra herrami mien enta tass de meta metall no era era frec frecue uent nte e y, adem además ás,, no empe empeza zaro ron n a utilizarse hasta las últimas etapas de la historia precolombina. Los mayas realizaban elaboradas esculturas y complejos ornamentos de jade golpeando una piedra con otra. Esta cultura también es famosa por sus hermosas tallas en obsidiana tanto en armas como en artículos ornamentales para el uso diario y para los ritos fúnebres. Destaca Palenque en este tipo de manufactura. En Colombia, cuya región montañosa es la "clásica" de la (llamada para la América precolombina: Región Intermedia) se destaca el trabajo en oro y cobre de las culturas Quimbaya, Manabí, San Agustín, Esmeraldas, Chibcha, Calima y Tairona. Este tipo de elementos se elaboraban mediante el procedimiento artesanal de la cera pérdida así como la fabricación de finísimas láminas decoradas con motivos de alambre o cintas, y figuras antropomorfas muy estilizadas en estos metales. También tejían telas de algodón y trabajaban la cerámica realizando las mismas figuras antropomorfas estilizadas que hoy en día es posible apreciar en museos de Colombia y de todo el mundo. Bellísimas expresiones de las artes en orfebrería (e incluso de "tumbaga") que han sobrevivido a ser fundidas por los conquistadores y posteriores "huaqueros" aún se pueden admirar en el Museo del Oro de Colombia Los indígenas kunas de Panamá son famosos desde antes de la conquista hasta hoy por su excelente técnica textil. La expresión más importante de lo anterior son las molas, tradición que tiene sus inicios en la pintura del cuerpo 4

(tatu (tatuaj ajes es), ), que que lueg luego o fue fue tran transf sfer erid ida a a la tela tela.. Las Las molas molas repre represe sent ntan an el pensamiento cosmogónico, una visión gráfica del mundo lleno de colorido y pleno pleno del signifi significad cado o antrop antropomo omorfo rfo y zoomo zoomorfo rfo.. Las llamat llamativa ivass y colori coloridas das figuras geométricas pintan escenas mitológicas, la creación del mundo, flora y fauna de la región que habitan los "indios" Kuna, también en Panamá se aprecia una cultura emparentada con la chibcha: la Cocle elaboradora de excelente metalurgia. En Ecuador la cultura de la isla de La Tolita ubicada en el Océano Pacífico y datada entre el 600 y el 100 a.c. produjo piezas de oro, cobre y platino únicas en cuanto a sus dimensiones, ya que son notablemente pequeñas. Narigueras en form forma a de aro, aro, orej orejer eras as en form forma a de carre carrete te,, clav clavos os nasa nasale les, s, figu figura rass antropomorfas y bezotes formados con numerosas bolitas que dan la idea de una flor, pendientes de filigrana y anillos con piedras. También eran famosos comerciantes de su arte, y sus obras fueron apreciadas en todo el continente Amer Americ ican ano. o. Se han han enco encont ntra rado do piez piezas as de esta esta cult cultur ura a en regi region ones es muy muy distantes a Ecuador. En el Perú encontramos a civilizaciones como las de Caral (una de las primeras civilizaciones del planeta), Casma, Chavín, Moche/Mochica, Paracas, Nazca, Chan Chan, Etén, por su parte, tardíamente los quechua siendo sus soberanos la "casta" de los inka lograron una civilización sintética de las culturas de la Costa y de las montañas así como del Norte (zona ecuatorial) y del Sur (por  ejem ejempl plo o del del horiz horizon onte te Tiwa Tiwana naku ku)) entre entre las las expr expres esio ione ness artí artíst stic icas as más más impresionantes de la civilización quechua se hallan los templos, los palacios, las las obra obrass públ públic icas as ("ta ("tamb mbos os", ", "col "collc lcas as", ", puca pucara ras, s, cami camino nos, s, puen puente tes, s, acueducto acueductos) s) y las ciudadesciudades-fortal fortalezas ezas estratégic estratégicament amente e emplazada emplazadas, s, como Machu Picchu. Enormes edificios de mampostería encajada cuidadosamente sin sin arga argama masa sa,, como como el Temp Templo lo del del Sol Sol (Cori (Corica canc ncha ha)) en Cuzc Cuzco, o, fuer fueron on edifi edifica cado doss con con un míni mínimo mo de equi equipa pami mien ento to de inge ingenie niería ría.. Otro Otross logr logros os destacables incluyen la construcción de puentes colgantes a base de sogas (algunos de casi cien metros de longitud), de canales para regadío y de acueductos. El bronce se usó ampliamente para herramientas y ornamentos. También destacan su técnica textil que todavía en la actualidad es posible ver  5

en el Perú actual. En toda América también destaca el Arte plumario como importante forma de expresión de todos los pueblos indígenas.

América en los siglos XVI y XVII: en amarillo, la zona hispano-americana, en gris, los territorios indígenas.

 AMÉRICA PRECOLOMBINA El término "precolombino" no quiere decir en términos amplios todo aquello que estaba en América antes de la llegada de los españoles en 1492. En cambio designa un espacio de tiempo y unas culturas muy concretas que dejaron su huella perenne en el arte y son hoy objeto de un profundo estudio científico. El término "precolombino" deriva de pre colombia antes de Colón", pero tiene que ver en particular con las culturas que dominaban el territorio de las que serían las colonias españolas en América, es decir, desde México hasta el Cono Sur  con la exclusión de Brasil (en donde se dice "Período pre-colonial") y cuyo desarrollo comenzó en el periodo preclásico americano o Periodo Formativo de América América con el surgimiento surgimiento de la cultura Olmeca en Mesoamérica Mesoamérica a la que se atribuye la construcción de una de las ciudades más notables del continente, Teotihuacan. Ello implica un marco de tiempo que va desde el 1500 a. C. hasta el Descubrimiento de América en 1492, lo que implica también el periodo formativo o preclásico, el clásico y el posclásico. La señalación de "periodo clásico" que se abriría con el comienzo del desarrollo de la cultura Maya hacia el 292 y terminaría con su aparente decadencia hacia el 900, ha sido acuñada 6

por quienes argüían que dicho periodo marca el máximo vértice del esplendor  del arte precolombino. Sin embargo dicho pensamiento está en la actualidad en debate por quienes señalan que el arte precolombino anterior y posterior a dicho periodo no es menos inferior al realizado durante el periodo clásico. Las cultur culturas as precol precolomb ombina inass durant durante e el period periodo o format formativo ivo se desarr desarroll ollaro aron n pref prefer erib ible leme ment nte e aisl aislad adas as unas unas de otra otras, s, pero pero dura durant nte e el peri period odo o clás clásic ico o comienzan una dinámica de interacción e influencia recíproca, incluso entre las dos dos prin princi cipa pale less área áreass de civi civiliz lizac acion iones es:: Meso Mesoam amér éric ica a y los los Ande Andes. s. Las Las coincidencias en la representación de ciertos mitos, vocablos similares y ciertas costumbres, hacen entender que especialmente después del periodo clásico los contactos entre las diferentes civilizaciones no fueron esporádicos. Ya se señaló que el marco geográfico está condicionado a la fundación de las colonias españolas en el continente ya que el término "precolombino" designa una señalización desde el punto de vista hispano-americano. En consecuencia, las demás culturas americanas de territorios no hispanos son denominadas de otra manera para su estudio. Entre estos territorios de las culturas precolombinas, existen 15 en particular  que que se dest destac acan an por por la enor enorme me cant cantida idad d de rast rastro ross y mate materi rial al ubic ubicad adas as especialmente en dos áreas: Mesoamérica y los Andes. En Mesoamérica ica, que compren rende el actual territorio de México ico y Centroamérica, las civilizaciones son precedidas por los olmecas y la fundación de una de las primeras ciudades americanas: Teotihuacan. Las otras culturas serían la maya, mixteca, tolteca y por último la azteca. En los Andes, que comprenden los territorios de todos los países cruzados por  la cord cordilille lera ra desd desde e Vene Venezu zuel ela a y Colo Colomb mbia ia en el nort norte e hast hasta a las las área áreass septentrionales de Chile y Argentina en el sur, destacan los chibchas que serían serían el punto de encuentro encuentro entre Mesoaméric Mesoamérica a y los Andes, Andes, la San Agustín, Agustín, los colima, sinú, chavín, nazca e inca.

7

CABEZA OLMECA En el preclásico mesoamericano 5000 a. C. a 200 a. C. aprox.- se desarrollan: 

La civi civililiza zaci ción ón

Olme Olmeca ca cuya cuyass

repr repres esen enta taci cion ones es artí artíst stic icas as

más más

características son: o

Las Cabezas Colosales, cabezas de hasta 3 m. de altura y 10 Tm de peso; se han encontrado 14 de estas cabezas de aspecto negroide, de ojos abotargados, labios carnosos y nariz ancha y con un casco casco encaja encajado, do, que que pueden pueden repres represent entar ar cabeza cabezass de linaje de familia o antepasados. Una hipótesis probable (aunque no comprobada aún) para explicar las cabezas negroides es el muy posible flujo de poblaciones en balzas, aprovechando las corrientes favorables, desde el Golfo de Guinea hasta el Mar  Caribe, la probabilidad de que esto ocurriera es muy, lo cual se demostró en la década de 1980 con el viaje (Atlantis) usando una primitiva balza de un conjunto de investigadores argentinos desde esa zona de África a esa zona de América.

o

Los altares, como el famoso Altar nº4 de La Venta. La Venta, Villahermosa y Tabasco son asentamientos de esta civilización en México. México. Este altar consta de una cavidad cavidad en su parte frontal que representa una puerta al inframundo de donde sale un personaje mitológico que sostiene una cuerda que rodea todo el altar a modo de cenefa.

8

o

En la zona del istmo de Tehuantepec se desarrolló la cerámica, que en Barra, Locona y Ocós alcanza grandes alturas artísticas.



En Colima, Jalisco y Sinaloa surgió la cultura Capacha, con objetos de

cerámica como los tecomates decorados con incisión, y las vasijas con cintura, en ocasiones tan estrecha que parecen dos vasijas, una colocada sobre la otra. 

La Cultura mixteca, las piezas de Monte Albán en el estado mexicano de

Oaxaca, constituyen la máxima expresión artística, técnica y estética del mundo prehispánico para muchos arqueólogos. La habilidad y la perfección de los los mixte mixteco cos, s, que que crea crearo ron n las las apro aproxi xima mada dame ment nte e quin quinie ient ntas as joya joyass encontrados en la llamada tumba 7, se conjugaron con la sobriedad y la funcionalidad; o

Un ejemplo de ello son los pectorales, que podían ser usados de manera independiente o unidos para formar un gran collar, como el pectoral que representa a un personaje con una máscara bucal con los dientes descarnados y un yelmo rematado en un penacho muy elaborado; en el pecho exhibe una escritura que se refiere a una una corr correc ecci ción ón del del cale calend ndar ario io y la cosm cosmol olog ogía ía del del mome moment nto o histórico en que fueron realizadas las piezas.

o

Entre las piezas más conocidas está la máscara de oro del dios Xipe Tótec, patrono del gremio de los orfebres.

o

Otro colgante se compone de cuatro placas unidas unas a otras por argollas y rematadas por cuatro cascabeles alargados; la placa superior muestra una cancha de juego de pelota ritual con dos deidades que representan la eterna dualidad y un cráneo en el centro; la segunda es un disco solar, la tercera simboliza a la Luna y la cuarta a la Tierra.

MASCARA DE MONTE ALBAN

9

CULTURA DE TEOTIHUACAN  La cultura de Teotihuacan practica un arte solemne de adoración a los dioses y la naturaleza, cuyo único fin es representar lo sublime, lo terrible de la lucha entre diversos dioses. No aspira a la belleza sino a cumplir una misión religiosa y una visión cósmica de la vida. La principal divinidad representada artísticamente en esta ciudad era Tláloc, dios de la lluvia que dominaba todas las manifestaciones de la naturaleza. Teotihuacán es una ciudad-templo, sin murallas. La avenida principal, llamada por los aztecas «Calle de los muertos», conecta los múltiples templos, como el de Quetzalcóatl, dios-serpiente, con otros edificios, como la pirámide del Sol y la de la Luna. Trabajan abundantes máscaras, definidas por rostros anchos y tendencia a la bidimensionalidad y al uso de jade y piedras en estas maravillosas expresiones artísticas.

LAS LAS ARTES RTES PRE PRECOL COLOMBI OMBINA NAS S EN EL ACT ACTUAL TERRI ERRIT TORIO ORIO DE ARGENTINA

CUEVA DE LAS MANOS EN LA PATAGONIA ARGENTINA Aunque carente de las espectacularidades arquitectónicas que se evidencian en Mesoamérica y en la Región Andina Central (Altiplano boliviano, costas y Ande Andess peru peruan anos os,, cost costas as y Ande Andess ecua ecuato tori rian anos os)) o incl inclus uso o en la Regi Región ón 10

Intermedia (zonas montanas de Colombia, Venezuela y Panamá), el conjunto de las las arte artess indí indíge gena nass prec precol olom ombi bina nass en el terr territitor orio io que que actu actual alme ment nte e corresponde a Argentina es siempre interesante aunque difícil de encuadrar. Y la dificultad de encuadrar las artes precolombinas en el territorio argentino obedece precisamente (como primer factor) a la extensión de tal territorio (en América casi 3.000.000 de km²), con una extraordinaria variedad ecológica, extrao extraordi rdinar naria ia varied variedad ad que que forzos forzosame amente nte se trasun trasunta ta en las expre expresio siones nes culturales, en especial en las estéticas. Más aún, la extensión territorial hizo que diversas corrientes culturales se dieran paralelamente, sincrónicamente (y muchas veces interrelacionadas) o ya sea diacrónicamente. Por otra parte la mayor parte del territorio, que siempre hasta la irrupción europea en el siglo XVI estuvo difusamente poblado por etnias trashumantes que practicaban un modo de producción cazador recolector, las etnias con menor desarrollo tecnológico que habitaban las regiones del Gran Chaco, la regi región ón Pamp Pampea eana na,, la Meso Mesopo pota tamia mia Arge Argent ntin ina, a, la Pata Patago goni nia a y la Regi Región ón Fueguina si es cierto que han dejado cuantitativamente menos relictos, ll egan a tener momentos y puntos en los cuales se destacan culturalmente, ejemplo de ello es la Cueva de las Manos. En todo caso, sea donde sea, las artes precolombinas que se desarrollaron en el territorio argentino prácticamente son inseparables de la religión o de los sistemas de creencias de los pueblos que las produjeron, la relación entre el arte y lo sacro se patentiza por doquier. Ejemplo de ello es precisamente la célebre Cueva de las Manos ubicada en el centro-oeste de la provincia de Santa Cruz, tal cueva es un "alero" exornado por gran cantidad de pinturas rupestres entre las que más llaman la atención las las miria miriada dass de huel huella lass en "neg "negat ativ ivo" o" de mano manoss logr lograd adas as gene genera ralm lmen ente te mediante una antigua aerografía y un esgrafiado. la mencionada cueva como otra otrass próx próxim imas as meno menoss cono conoci cida dass (ent (entre re esta estass un conj conjun unto to deno denomi mina nado do 11

"Cuevas de Altamira" que no debe confundirse con el homónimo de España) es una de las expresiones artísticas perdurables más antiguas de América, los fechados más antiguos se remontan a ca. 13.000 años antes del presente (aP) aunque aunque los motivo motivoss repres represent entado adoss más caract caracterí erísti sticos cos surgen surgen hace hace nada nada menos que hacia el 9.350 aP. Pero entre las etnias trashumantes los elementos de soporte para las artes han sido lábiles, pocos rastros se encuentran de la Antigüedad sino es cuando el arte es parietal, rupestre: en este caso el sólido soporte de la piedra nos ha dejado sus hermosos (muy sublimados) testimonios. Podemos suponer que much muchas as de las las otra otrass expr expres esio ione ness artí artíst stic icas as de esta estass etni etnias as pamp pampid idas as perduraban como tradiciones vivas hasta inicios del siglo XX, por ejemplo los "quillangos" y "quillapys" (mantos de cueros y pieles) que muchas veces solían estar "estampados" con "grecas", "estrellas", "espirales", "cruces" en su parte interna, interna, nuevamente nuevamente aquí la "dimensión "dimensión"" de lo sacro: sacro: estos motivos, motivos, lo mismo que que los los ador adorno noss corp corpor oral ales es solí solían an ser ser símb símbol olos os inve invest stid idos os de algu alguna na significación mística, es decir, algo más que lo decorativo como fin en sí mismo. Y lo mismo puede decirse de los "tatuajes" y las diversas formas de "body-art", tales como el extraordinario "body painting" que señalaba el hain o ritual de la iniciación, de ingreso a la adultez entre los shelknam ("onas") en el centro y norte de la isla de Tierra del Fuego. Al oeste del área cultural cultural pampida pampida y al sur del área cultural netamente netamente andida andida se desarrollaron y desarrollan las artes de los mapuche, éstas – aparte de su propia creatividad– reflejan aún influjos procedentes del norte (andidos) e influjos procedentes del sur y del este (pampidos), del este se ha dado también un influjo huarpido pero aún hoy es difícil distinguirle taxativamente de los influjos culturales (y artísticos) andidos y pampidos. Entre los mapuche se ha desarrollado una interesante cerámica, una muy interesante industria-arte textil (aquí también quillangos, y ponchos, vinchas, fajas, matras) de una variada policr policromí omía a armoni armoniosa osamen mente te dispue dispuesta sta en los motivo motivoss tejido tejidoss o bordad bordados, os, también han logrado cierta caracterización los mapuche por su arte lítica (por  ejemplo hachas rituales como las toki) o por la metalurgia, en especial la sobria aunque atractiva platería que suele adornar a las mujeres. 12

Los huarpe (probablemente directos herederos de la antiquísima cultura de Ansilta que sorprendentemente se extendió entre el 1800 a. C. y el 500 d. C.) desde el 500 d. C. presentan más influjos procedentes de la Región Andina Central y han llegado a llamar la atención por su cestería de trama muy fina, hasta el punto de lograr cestas impermeables con las cuales se trasportaba el agua, nuevamente cabe resaltar: hasta el arte precolombino aparentemente más pragmático, más utilitario, siempre ha sido relacionado con lo sagrado...las cestas cestas huarpes huarpes tenían su cierta sacralidad sacralidad en cuanto cuanto que eran portadoras portadoras del agua, es decir de nada menos la vida en extensas travesías a menudo áridas. Otro rasgo cultural llamativo de los huarpes que puede incluirse a un tiempo entre la industria y el arte (poco separables en estas culturas) ha sido la construcción de embarcaciones usando una técnica de cestería muy semejante a los los caba caballllititos os de toto totora ra en las las Lagu Laguna nass de Guan Guanac acac ache he,, tamb tambié ién n son son atri atribu buib ible less a los los huárp huárpid idos os algu alguna nass de las las curi curios osas as picto pictogr graf afía íass que que se encuentran en las paredes rocosas de Talampaya. En las Sierras de Córdoba y de San Luis se desarrolló una curiosa cultura (de las llamadas por los evolucionistas etnocéntricos: civilizadas): la de los heniakamiare (luego "bautizada" comechingón), se trataba de una población con import important antes es linaje linajess huárpi huárpidos dos aunque aunque bastan bastante te difere diferenci nciada ada de los huarpe huarpe prop propia iame ment nte e dich dichos os,, los los come comecching hingon ones es quiz quizás ás teng tengan an sus sus remo remoto toss antecedentes en la cultura Ayampitín de hace más de 7.000 aP, sin embargo de fecha tan remota apenas quedan (como en toda América y...todo el planeta) apen apenas as rudi rudime ment ntar ario ioss vest vestig igio ios, s, una una indu indust stri riaa-ar arte te prin princi cipa palm lmen ente te lític lítica a rudimentaria rudimentaria aunque en su sencillez, sencillez, interesante interesante – en gran medida, siguiendo siguiendo los criterios de Benjamin por lo aurático que posee: por esa "aura" sugestiva que la antigüedad y lo enigmático aportan al objeto– aunque recién hacia el siglo V de la era común comienza a desplegarse, claro, un arte "comechingón", este arte revela influjos procedentes de los Andes Centrales a través de la étapa del Noroeste Argentino. Por los relatos de los cronistas y por los estudios arq arqueo ueológ lógicos icos se sabe abe que que el pue pueblo blo "com "comec echi hin ngón gón" desarr sarro olló lló su característica arquitectura de casas comunales semisubterráneas de paredes 13

de piedra, también se sabe que eran muy dados a los adornos (presu (presumib miblem lement ente e incluy incluyend endo o un elemen elemento to religi religioso oso y otro otro fetich fetichist ista: a: las muje mujere ress se ador adorna nab ban con con colla ollare ress multi ultico colo lore ress de meta metal, l, piedr iedras as semi semipr prec ecio iosa sass y, espe especi cial alme ment nte, e, conc concha hass de cara caraco cole les; s; los los homb hombre ress se adornaban principalmente con chaquiras de plata o cobre en formas alargadas, también (como muchas otras etnias) era frecuente la pintura (ritual) del cuerpo. Sin Sin emba embarg rgo, o, hast hasta a el pres presen ente te,, lo que que más más llam llama a la aten atenci ción ón del del arte arte "comechingón" son sus glifos y pictografías, tales como las que se encuentran en Cerro Colorado y Ongamira (Córdoba), Para Yacu (en la zona de Santiago del Estero fronteriza con Córdoba) o las que se encuentran en la cueva de Inti Huas Huasii en el centr entro o nort norte e de San San Luis Luis (el (el nomb nombre re quec quechu hua a de la cuev cueva a sanluiseña es posterior a la Conquista española, del periodo de dominación hispánica en el cual dentro de las jurisdicciones del Tucumán y el Cuyo fue lengua general el quechua). En estas cuevas, usadas con fines religiosos al parecer "mistéricos" se encuentra un singular arte rupestre, bastante diferente del ya observa rvado en la Cueva de las las Manos, en las las cuevas de los "comechingones" lo que predomina es la abstracción, con abundantes grafos y símbolos de los cuales actualmente solo se puede hipotetizar su significado, algunas pictografías son algo menos abstractas y presentan a siluetas de individuos portando lo que parecen tocados de plumas e incluso de cuerno o algo algo seme semeja jant nte, e, tale taless pint pintur uras as pare parece cen n repr repres esen enta tarr a los los cham chaman anes es,, sin sin embargo más llaman la atención los grafos y glifos que recuerdan a letras y, más precisamente, a runas; tal semejanza, así como la representación de naves y hombres a caballo ha dado lugar a hipótesis aventuradas tales como la de suponerles un origen vikingo, la representación de hombres a caballos sin embargo es (según las dataciones) precisamente la de los conquistadores espa españo ñole les, s, es deci decir, r, much muchas as de esta estass pint pintur uras as está están n repr repres esen enta tand ndo o prec precis isam amen ente te el fin del del llam llamad ado o arte arte "pre "preco colo lomb mbin ino", o", arte arte que que lueg luego o se continuará en una nueva síntesis. Del arte arte "comec "comechin hingón gón"" "preco "precolom lombin bino" o" tambié también n corres correspon ponde de señala señalarr las estatuillas de cerámica y piedra que representan a sujetos de los dos sexos, estatuillas que parecen haber estado relacionadas con un culto a la fertilidad: se destacan las nalgas y los senos de las mujeres y los genitales de los 14

varones, son estatuilla illass de elaboración adusta y, en cierto modo "expresionistas" como las que se han encontrado en los yacimientos del dique Los Molinos. Las Las cond condic icio ione ness edaf edafol ológ ógic icas as y clim climát átic icas as de las regi region ones es pamp pampea eana na,, chaq chaque ueña ña y, sobr sobre e todo todo,, meso mesopo potá támi mica ca así así como como el tipo tipo de cult cultur uras as que que preh prehis ispá páni nica came ment nte e se dier dieron on en tale taless regi region ones es (pue (puebl blos os caza cazado dore ress recolectores y/o horticultores itinerantes) así como el posterior disturbiado de los suelos (especialmente en el siglo XX) han hecho que nos llegaran pocos relictos y de los pocos relictos, debido al disturbiado o alteración sufrida por los yacimientos, una difícil ubicación temporal o que suela ser difícil relacionar los hallazgos con tal o cual etnia; en la región pampeana se encuentran vestigios datables en ca 9.000 años aC, tales vestigios son puntas de flechas y las características piedras redondeadas para confeccionar "bolas perdidas" y luego boleadoras, desde un cierto punto de vista tales elementos pueden no ser  considerados arte sino "simples" artefactos utilitarios, sin embargo en el ámbito del territorio que actualmente es Argentina y pensando en términos de esas épocas, siempre conviene considerar el casi indisociable nexo objeto utilitarioarte e, incluso, religión. En el extremo noreste de la región mesopotámica se encuentran hachas líticas circulares que parecen haber tenido precisamente esa triple función. A lo largo de los grandes ríos se encuentran ocasionalmente enterramientos con grandes urnas o restos de canoas monóxilas, pero las cerámicas de menores dimensiones, los objetos de hueso, madera, los textiles y las cesterías anti antigu guos os resu resultltan an casi casi inha inhallllab able less prec precis isam amen ente te por por las las cond condic icio ione ness deteriorantes que sufrieron. Sin embargo, puede darnos alguna idea de las artes precolombi precolombinas nas las artes (vulgarme (vulgarmente nte catalogad catalogadas as como "artesanías "artesanías)) "menores" que aún realizan los descendientes de etnias como la wichí o la qom'lek ("toba"): los wichis se destacan por sus tallas en maderas muy duras (quebracho, palo santo) y el tejido de atractivas alforjas "chuspas" en base a la fibr ibra del chaguar; las talla llas en madera dura son frecuentemente repres represent entaci acione oness de anima animales les,, tales tales repres represent entaci acione oness conllev conllevan an fuerte fuertess estilizaciones en las cuales predominan los volúmenes facetados; en cuanto a 15

los qom'lek qom'lek tambié también n suele suelen n repres represent entar ar en peque pequeñas ñas escult escultura urass (valga (valga la palabra escultura aquí, pese a que se trata técnicamente de cerámica) los animales autóctonos (y posteriormente los alóctonos) aunque predomina la cerámica horneada (no al punto de terracota) de matices castaño claros luego pintada con pigmentos marrones, blancos, rojizos y negros. En el área de transición entre el Gran Chaco y las cordilleras preandinas y andinas se nota también el antiguo contacto cultural (muchas veces violento) entre etnias pampidas, amazonidas y andidas; en el interfluvio de los ríos Dulce y Salado del Norte aunque no existen huellas de ninguna ciudad precolombina edificada con rocas u otros elementos perdurables si se encuentran bastantes cerámicas que revelan el fuerte influjo procedente de las culturas del NOA (en ocas ocasio ione ness es difí difíci cill dist distin ingu guir ir si se trat trata a de cerá cerámi mica cass prec precol olom ombi bina nass moldeadas in situ o si se trata de cerámicas obtenidas del NOA a través de las antiguas rutas comerciales), al pie de la yunga especialmente en el chaco salt salteñ eño o se enc encuent uentra ran n inte inters rsan ante tess másc máscar aras as labr labrad adas as en palm palma a que que representan a diversos grandes animales (yaguares, pecaríes, tapires etc.), tales máscaras evocaban a los "espíritus" de los animales y eran utilizadas ceremonialmente, su talla suele ser sencilla, limpia: con pocos rasgos se puede identificar fácilmente al ser representado. En esa misma zona, y especialmente por parte de los chorotís y de la parcialidad arawak de los chané se destacan los "sapos" que, por magia simpática, sirven para impetrar o atraer a la lluvia durante las prolongadas sequías: los sapos chorotis suelen ser de barro cocido con una mezcla de polvo de hueso lo que le da un matiz (casi una "pátina") singular: de volúmenes curvos tal "pátina" resalta las curvaturas al suavizar  ópticamente toda posible rectilinealidad. Por su parte los "sapos invocantes" de los chané llegan a sorprender por lo logrado con la sencillez de sus formas (muchas veces una especie de óvalo "parado" y algo aplastado que tiene una gran gran aber abertu tura ra arri arriba ba,, la de la boca boca,, y unas unas cint cintas as añad añadid idas as de cerá cerámi mica ca fungiendo como leves patas).

16

PEQUEÑA VASIJA ANTROPOMORFA EN CERÁMICA DE LA CULTURA "CONDORHUASI". LAS CIVILIZACIONES DEL NOROESTE ARGENTINO  En el NOA se encuentra una región que reúne características fisiográficas seme semeja jant ntes es a las las de los los Ande Andess Cent Centra rale les, s, la seme semeja janz nza a fisi fisiog ográ ráfifica ca y, especialmente, los factores ecológicos hicieron que en esta zona se pudieran desarrollar poblaciones sedentarias, fijadas a la "madre tierra" por la agricultura intensiva de la papa, el maíz, los porotos, la quinoa etc. En el transcurso de los siglos las antiguas aldeas llegaron a consolidarse como pequeñas ciudades realizadas en una arquitectura de sillería en piedra. Aunq Aunque ue se mant mantie iene nen n polé polémi mica cass en cuan cuanto to a las las deno denomi mina naci cion ones es y periodizaciones, aquí se recurrirá a las más frecuentes. Usualmente Usualmente se habla de un "período temprano" temprano" que se extiende desde el 500 a. C. al 650 d. C., un "período intermedio" o "medio" (650-850) y un "período tardío" (del 850 al ca. 1480). En todos estos casos nos encontramos con artes que corresponden a culturas agroalfareras que encuadran dentro del término (muchas veces impreciso) de civilización, en efecto, es en el NOA que, ya antes del siglo I arqueológicamente se observan incontestables rasgos de civilización en el sentido más estricto: aparecen poblaciones estables en puntos (nodos) en los 17

cuales se controla económicamente el riego, la agricultura y, con ellos, la circ circula ulaci ción ón macr macro o regi region onal al de bien bienes es entr entre e los los cual cuales es se encu encuen entr tran an los los alimentos y la información. Las cultur culturas as agroal agroalfar farera erass del NOA llegar llegaron on a desar desarrol rollar lar un intere interesan sante te urba urbani nism smo o (Tas (Tastitil,l, Tilc Tilcar ara, a, Shin Shinca cal,l, Chic Chicoa oana na,, Batu Batung ngas asta ta,, Titic Titicon onte te,, La Ciudac Ciudacita ita etc.) etc.) acompa acompañad ñado o de escultu esculturas ras lítica líticass y coropl coroplast astia ia (cerám (cerámica ica neta netame ment nte e artí artíst stic ica) a),, meta metalu lurg rgia ia en oro, oro, plat plata, a, cobr cobre e y bron bronce ce;; así así como como interesantes obras textiles y de cestería. En el actual territorio de la provincia de Santiago del Estero se desarrolló una cultur cultura a (Civil (Civiliza izació ción n santi santiagu agueña eña)) que aunqu aunque e estab establec leció ió grande grandess centro centross habitados, no llegó a la monumentalidad ya que de hecho, su arquitectura se basó en materiales perecederos ("paja" o sacate y, menormente, en adobe), la Civiliz Civilizaci ación ón santia santiague gueña ña reflej refleja a casi casi inmed inmediata iatamen mente te los influj influjos os andido andidoss seguidos de los amazonidos aunque su substrato demográfico se hubiera dado en una población predominantemente pampida. En el NEA (Noreste Argentino) la cultura con sus artes se basa en un primer  esta estadi dio o caza cazado dorr-re reco cole lect ctor or (sem (semej ejan ante te ento entonc nces es al de la Pamp Pampas asia ia y la Patagonia) hasta que hacia el siglo XIV en las orillas de los grandes ríos (Paraná, Paraguay, Uruguay) y sus principales afluentes, en costas elevadas y sobr sobre e suel suelos os alta altame ment nte e prod produc uctiv tivos os,, se esta estable bleci cier eron on gran grande dess alde aldeas as prácticamente permanentes (principalmente pobladas con linajes avá), aldeas basadas en la agricultura de mandioca (o yuca) y en un segundo término en la obtención de proteínas merced a la proficua pesca y, en grado menor, caza e incipiente "ganadería" (avicultura).

EL PERIODO ARCAICO TEMPRANO  La cultura Valdivia Hacia Hacia el 3500 3500 a. C., apareci apareció ó la cultu cultura ra Valdivi Valdivia a en una de las partes partes más áridas de la costa ecuatoriana, específicamente en la provincia de Manabí, desde el sector de Puerto Cayo hasta el norte de la provincia de Santa Elena. 18

Fue la primera sociedad americana en emplear la cerámica de forma masiva. Su economía era mixta, basada en la agricultura y la recolección. Los cultivos principales eran maíz, porotos y calabazas. Recolectaban frutos silvestres como papayas, piñas, chirimoyas y paltas, cazaban venados, pescaban y recolectaban mariscos. Valdivia dio paso a la cultura Machadilla, transmitiendo a esta muchos elementos culturales, especialmente aquellos relacionados con la innovación en la cerámica.

LA CULTURA PARACAS (PARACAS CAVERNAS) Área de desarrollo e influencia de la cultura Paracas. La cultura Paracas, se desarrolló principalmente entre los ríos Ica y Pisco y en la península de Paracas, en la Región Ica. En su época de mayor expansión, esta cultura se extendió por el norte hasta la ciudad de Chincha y por el sur hasta Yauca en la Región Arequipa. Esta cultura se desarrolló en dos etapas: Paracas Cavernas y Paracas Necropolis. Paracas Cavernas hizo su aparición entre el 700 a. C. y el 200 a. C. Su población se desarrolló en el asentamiento de Tajahuana, en el sector de Ocuc Oc ucaj aje; e; y se deno denomi mina na "cav "caver erna nas" s" debi debido do la form forma a de ente enterr rram amie ient nto o empleada (tumbas subterráneas de ingreso angosto que culminaba en una caverna amplia, de entre 5 y 6 metros de profundidad en cuyo fondo colocaban a sus muertos en fardos). Artísticamente, esta cultura desarrolló tejidos con formas geométricas de estilo rígido y cerámica globular policromada con asa puente.

19

CONCLUSIÓN  En Conclusión el arte precolombino es la manera como se designa al conjunto de realizaciones artísticas e intelectuales como escultura, arquitectura, arte rupestre, cerámica, textil, metalistería y pintura realizadas en el continente americano durante el periodo precolombino en América. Este es el elemento principal que permite el conocimiento y reconocimiento de las civilizaciones prec precol olom ombi bina nas, s, la prue prueba ba de su nive nivell de desa desarr rrol ollo lo y la capa capaci cida dad d de transformación de su medio ambiente. Para literatura y poesía consultar poesía precolombina.

20

BIBLIOGRAFÍA http://www.taringa.net/posts/apuntes-y-monografias/2133049/Arteprecolombino.html http://www.monografias.com/trabajos11/manliter/manliter.shtml http://arteprecolombino.blog.com/

21

ÍNDICE  Pag. 

Introducción

1



Dedicatoria

2



Arte Precolombino

3-5



América Precolombina

6-9



Cultura de Teotihuacan

10-16



Las Civilizaciones del Noroeste Argentino

17



El Periodo Arcaico Temprano

18



La Cultura Paracas (Paracas Cavernas)

19



Conclusión

20



Bibliografía

21



Índice

22

22

View more...

Comments

Copyright © 2017 KUPDF Inc.
SUPPORT KUPDF